Complicaciones de infecciones del linfedema

Glosario de Linfedema, Enfermedad de Milroy, Asociaciones, Drenaje manual, Niños con Linfedema, Mi vida con el linfoma y linfedema, Biopsia del Nódulo Linfático Centinela, Síndrome de Stewart-Treves, Síndrome de Meige, Hinchazón del brazo, hinchazón de la pierna, Síndrome de Melkersson Rossenthal, Drenaje linfático manual, Síndrome de Meige, El Sistema Linfático, Genetica del Linfedema, Biopsia de los ganglios linfáticos, Linfadenitis, linfangitis, Infecciones del linfedema, Linfedema y Cáncer, Linfedema Hereditario, Sindromes Linfoproliferativos, La Elefantiasis, Síndrome de distiquiasis, Linfangioleiomiomatosis, Síndrome de Klinefelter, Linfogranuloma venéreo, Dolor Cronico, Linfedema postmastectomía, Linfangiograma, Tratamiento quirúrgico, Linfadenitis, Celulitis, Linfangioma, Higroma Quistico, Antibioticos, Infecciones, Linfedema Therapists, Tratamiento Clinicos - Lymphedema Spanish - Spain, Mexico, Centra and South America

Moderators: Birdwatcher, Cassie, patoco, Senior Moderators

Complicaciones de infecciones del linfedema

Postby patoco » Sun Jun 11, 2006 12:35 pm

Complicaciones de infecciones del linfedema

Por Favor Visita: Lymphedema People

http://www.lymphedemapeople.com

======================

Complicaciones de infecciones del linfedema

--------------------

Sepsis

Nombres alternativos

Shock séptico; síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SRIS)

Definición

Es una enfermedad grave causada por una abrumadora infección del torrente sanguíneo por parte de bacterias productoras de toxinas.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La sepsis se presenta en 2 de cada 100 admisiones hospitalarias y es el resultado de una infección bacteriana que puede originarse en cualquier parte del cuerpo. Los sitios comunes son:

Los riñones (infección del tracto genitourinario superior)
El hígado o en la vesícula biliar
El intestino (generalmente se ve con peritonitis)
La piel (celulitis)
Los pulmones (neumonía bacteriana)

La meningitis también puede estar acompañada por sepsis; en los niños la sepsis puede acompañar infección del hueso (osteomielitis). En pacientes hospitalizados los sitios comunes de infección incluyen las líneas intravenosas, heridas quirúrgicas, drenajes quirúrgicos y áreas de ruptura de la piel conocidas como úlceras por decúbito o escaras.

La infección se confirma generalmente por un cultivo de sangre positivo, aunque los cultivos de sangre pueden ser negativos en pacientes que han estado recibiendo antibióticos. En la sepsis se presenta una caída de la presión sanguínea lo que produce shock y los sistemas orgánicos principales, incluyendo los riñones, hígado, pulmones y sistema nervioso central dejan de funcionar normalmente.

Un cambio en el estado mental y la hiperventilación pueden ser los signos previos de sepsis inminente.

La sepsis con frecuencia es potencialmente mortal en las personas con sistemas inmunes débiles u otras enfermedades médicas.

Síntomas

Fiebre o hipotermia (disminución de la temperatura corporal)
Hiperventilación
Escalofríos
Temblor
Piel caliente
Erupción en la piel
Frecuencia cardíaca rápida (taquicardia)
Confusión o delirio
Disminución del gasto urinario

Signos y exámenes

Conteo de glóbulos blancos sanguíneos bajo o alto
Conteo de plaquetas bajo
Cultivo de sangre positivo para bacterias
Gases en la sangre que revela acidosis
Las pruebas de función renal son anormales en el curso inicial de la enfermedad

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

El frotis periférico puede evidenciar un conteo de plaquetas bajo y destrucción de glóbulos rojos
Con frecuencia se elevan los productos de degradación de la fibrina, condición que puede estar asociada con una tendencia al sangrado
Diferencial sanguíneo con presencia de glóbulos blancos inmaduros

Tratamiento

Los individuos con frecuencia requieren monitoreo en una unidad de cuidado intensivo. Se debe iniciar la terapia con antibióticos intravenosos de "amplio espectro" tan pronto como se sospeche el diagnóstico.

Se puede disminuir el número de antibióticos suministrado cuando se conozcan los resultados de los cultivos de sangre; si es posible, se debe identificar la fuente de la infección, lo que puede significar que se haga una prueba diagnóstica posterior. Se deben retirar las fuentes, como las sondas intravenosas infectadas o drenajes quirúrgicos, y fuentes como los abscesos se deben drenar quirúrgicamente.

Puede ser necesaria terapia de apoyo con oxígeno, líquidos intravenosos y medicamentos que aumenten la presión sanguínea para un buen pronóstico. En el caso de una insuficiencia renal, se puede necesitar la diálisis y con frecuencia se requiere ventilación mecánica si se presenta insuficiencia respiratoria.

Expectativas (pronóstico)

La tasa de mortalidad puede ser hasta del 60% para personas con problemas médicos subyacentes. La mortalidad es menor (pero aún significativa) en individuos con otros problemas médicos.

Complicaciones

Shock séptico
Disminución del flujo sanguíneo a los órganos vitales (cerebro, corazón, riñones)
Coagulación intravascular diseminada

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe acudir al servicio de urgencias o llamar al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si se sospecha la presencia de sepsis.

Prevención

Muchos casos no se pueden evitar, pero conocer el riesgo puede permitir una detección temprana.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/span ... 000666.htm

--------------------

Septicemia

Nombres alternativos

Evenenamiento de la sangre; bacteremia con sepsis

Definición

La septicemia es la presencia de bacterias en la sangre (bacteremia) y suele estar asociada con una enfermedad grave.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La septicemia es una infección grave potencialmente mortal que progresa rápidamente y que puede surgir de infecciones en todo el cuerpo como infecciones en los pulmones, abdomen y tracto urinario. Puede preceder o coincidir con infecciones óseas (osteomielitis), del sistema nervioso central (meningitis) u otros tejidos. La septicemia puede conducir rápidamente a un shock séptico y a la muerte y, asociada con algunos organismos como el meningococo, puede provocar shock, insuficiencia suprarrenal y coagulopatía intravascular diseminada, un trastorno denominado síndrome de Waterhouse-Friderichsen.

El inicio de la septicemia se anuncia con picos febriles, escalofríos, frecuencia cardíaca y respiratoria aceleradas, apariencia externa de estar seriamente enfermo (tóxico) y sensación de muerte inminente. Estos síntomas avanzan rápidamente hacia un shock, con disminución en la temperatura corporal (hipotermia), descenso de la presión arterial, confusión u otros cambios en el estado mental y anomalías en la coagulación que se evidencian por lesiones hemorrágicas en la piel (petequia y equimosis).

Síntomas

Fiebre (inicio súbito, a menudo con picos)
Escalofríos
Apariencia tóxica (semblante de estar gravemente enfermo)
Cambios en el estado mental, mostrándose:

irritable
letárgico
ansioso
agitado
sin entusiasmo
comatoso

Shock

frío
pegajoso
pálido
cianótico (de color azul)
sin entusiasmo

Signos de piel que se asocian con las anomalías en la coagulación

petequias
equimosis (se manifiesta con frecuencia con lesiones grandes, planas y purpúrinas que no palidecen cuando se presionan)
gangrena (se presenta con cambios tempranos en la extremidades sugiriendo que hay disminución o ausencia en el flujo sanguíneo)

Disminución o ausencia del gasto urinario

Signos y exámenes

Un examen físico puede mostrar:

Presión sanguínea baja (hipotensión)
Temperatura corporal baja (hipotermia) o fiebre
Signos de enfermedades asociadas tales como: meningitis, epiglotitis, neumonía y celulitis u otras.

Los exámenes que confirman la infección son:

Cultivo de sangre
Cultivo de orina
Cultivo de LCR
Cultivo de cualquier lesión cutánea sospechosa
CSC
Conteo de plaquetas
Estudios de coagulación
TP
TPT
niveles de fibrinógeno
Gases sanguíneos

Tratamiento

Esta enfermedad debe ser tratada en un hospital, normalmente en una unidad de cuidados intensivos.

Se suministran líquidos intravenosos (IV) para mantener la presión sanguínea y con frecuencia se requieren medicamentos IV potentes llamados simpatomiméticos. Además, se inicia la oxigenoterapia para mantener la saturación del oxígeno.

Antes de la identificación del organismo se trata la infección con antibióticos de amplio espectro (efectivos contra una gran cantidad de organismos). Una vez que los cultivos identifican el organismo específico responsable de la infección, se comienza con el suministro de los antibióticos específicos para dicho organismo. En ocasiones, se puede necesitar plasma u otro tratamiento para la corrección de anomalías en la coagulación

Expectativas (pronóstico)

El shock séptico tiene una alta tasa de mortalidad que sobrepasa el 50%, dependiendo del tipo de organismo involucrado. El resultado lo determinarán el organismo involucrado y la inmediatez de la hospitalización.

Complicaciones

Shock irreversible
Síndrome de Waterhouse-Friderichsen
Síndrome de dificultad respiratoria del adulto (SDRA)

Situaciones que requieren asistencia médica

La septicemia no es muy común, pero es devastadora y su diagnóstico oportuno puede impedir que se llegue al shock.

Un niño con fiebre, escalofríos con temblor y con la apariencia de estar grave debe atenderse inmediatamente como caso de emergencia.
Un niño con evidencia de sangrado en la piel debe atenderse inmediatamente como caso de emergencia.
Un niño que se sienta enfermo y que tenga cambios en el estado mental debe atenderse inmediatamente como caso de emergencia.

Se debe buscar asistencia médica si el niño no está al día con las vacunas o no tiene la inmunización contra el Haemophilus influenza B, denominada comúnmente como inyección de HIB. Si un niño tiene el bazo lesionado por cualquier proceso de enfermedad o se le ha extraído, se recomienda programar una cita de vacunación contra la enfermedad por neumococo

Prevención

Un tratamiento apropiado de las infecciones localizadas puede prevenir la septicemia. La vacuna de HIB para niños ha reducido la incidencia de septicemia por Haemophilus (y meningitis por Haemophilus, de epiglotítis y celulitis periorbital) y es una parte de la rutina del programa de vacunación que se recomienda en la infancia. Por otro lado, los niños a los que se les ha extraído el bazo o que han tenido enfermedades que lo lesionen (como la anemia de células falciformes) deben recibir la vacuna contra el neumococo, la cual no está incluida dentro del programa habitual de vacunación en la infancia.

Los contactos cercanos (padres, hermanos y amigos) de los niños sépticos con ciertos organismos tales como neumococos, meningococos y Haemophilus, pueden requerir terapia antibiótica preventiva, la cual debe ser prescrita por el médico y el tipo de antibiótico dependerá del organismo involucrado.

Actualizado: 12/5/2001

Versión en inglés revisada por: Camille Kotton, M.D., Infectious Diseases Division, Massachusetts General Hospital and Brigham and Women's Hospital, Boston, MA. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/span ... 001355.htm

--------------------

Shock séptico

Nombres alternativos

Shock bacterémico; shock endotóxico; shock septicémico; shock caliente

Definición

Es una condición seria y anormal que se da cuando una infección arrolladora lleva a que se presente disminución del flujo sanguíneo y presión sanguínea baja. Es posible que los órganos vitales, como el cerebro, el corazón, los riñones y el hígado no funcionen adecuadamente o no funcionen del todo. Uno de los síntomas puede ser la disminución del gasto urinario a raíz de la insuficiencia renal.

Causas, incidencia y factores de riesgo

El shock séptico ocurre con más frecuencia en las personas de edad avanzada y en los jóvenes, al igual que en personas con enfermedades subyacentes. Este tipo de shock puede ser causado por múltiples organismos bacterianos, al igual que hongos y, en raras ocasiones, por virus. Las toxinas liberadas por bacterias u hongos pueden causar daño tisular directo y llevar a que se presente presión sanguínea baja y/o trastornos en el funcionamiento de órganos. Asimismo, estas toxinas producen una respuesta inflamatoria vigorosa del cuerpo que contribuye al shock séptico.

Los factores de riesgo son, entre otros: enfermedades subyacentes como diabetes, cánceres hematológicos (linfoma o leucemia) y otras malignidades, al igual enfermedades del sistema genitourinario, el sistema biliar y el sistema intestinal. Otros factores de riesgo que se pueden mencionar son infecciones recientes, terapia antibiótica prolongada y haberse sometido a una intervención o procedimiento quirúrgico reciente. Ver también

Meningococemia
Síndrome de Waterhouse-Friderichsen
CID (coagulación intravascular diseminada)
Síndrome de disfunción multiorgánica (MODS, por sus siglas en inglés)
SDRA (síndrome de dificultad respiratoria aguda

Síntomas

Temperatura alta o muy baja, escalofríos
Sensación de mareo
Dificultad para respirar
Palpitaciones
Extremidades frías y pálidas
Inquietud, agitación, letargo o confusión

Algunos hallazgos físicos pueden ser fácilmente detectados:

Presión arterial baja, en especial al estar parado
Frecuencia cardíaca rápida
Disminución del gasto urinario

Signos y exámenes

Gases sanguíneos que revelan baja concentración de oxígeno y acidosis
Cultivos sanguíneos o conteo sanguíneo para detectar infección
Presión sanguínea baja
Una radiografía de tórax que revela neumonía o edema pulmonar
Exámenes de sangre que detectan disfunción orgánica o insuficiencia de un órgano

Tratamiento

El shock séptico es una emergencia médica que se maneja generalmente en la unidad de cuidados intensivos.

Los objetivos del tratamiento son:

Suministrar oxígeno y tratar la dificultad respiratoria si existe.
Administrar líquidos intravenosos para restaurar el volumen sanguíneo y medicamentos vasoactivos para tratar la presión sanguínea baja.
Tratar las infecciones subyacentes con antibióticos.
Brindar apoyo a los órganos de funcionamiento deficiente.

Se puede requerir el control hemodinámico, es decir, la evaluación de las presiones en el corazón y los pulmones, pero esto sólo puede hacerse con equipo especializado y atención permanente de enfermería de cuidado intensivo. Existen nuevas drogas que actúan en contra de la respuesta hiperinflamatoria que se observa en el shock séptico, las cuales pueden ayudar a limitar el daño a los órganos vitales.

Expectativas (pronóstico)

El shock séptico tiene una tasa alta de mortalidad que excede el 50%, dependiendo del tipo de organismo causante de la infección y el grado de insuficiencia del órgano

Complicaciones

Se puede presentar insuficiencia respiratoria, insuficiencia cardíaca o cualquier otro tipo de insuficiencia en un órgano.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica o acudir al servicio de emergencias si hay síntomas presentes de shock séptico. Es probable que la persona requiera una ambulancia, si la persona no tiene medio de transporte o si siente que no es capaz de conducir.

Prevención

El tratamiento oportuno de las infecciones causadas por la bacteria ayuda, sin embargo, muchos casos no pueden prevenirse.

Actualizado: 1/25/2002

Versión en inglés revisada por: David A. Kaufman, M.D., Pulmonary & Critical Care Medicine, University of Pennsylvania Medical Center, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/span ... 000668.htm

--------------------

Gangrena gaseosa

Nombres alternativos

Infección tisular por Clostridium; infección de tejido por Clostridium; mionecrosis por Clostridium

Definición

Es una forma severa de gangrena (muerte tisular) causada generalmente por el Clostridium perfringes (ver también infección necrosante subcutánea). También puede provenir del grupo de estreptococos A , así como también por Staphlococcus aureus y Vibrio vulnificans.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La gangrena gaseosa ocurre como resultado de la infección por Clostridium, especies bacterianas que bajo condiciones anaeróbicas (poco oxígeno), producen toxinas capaces de llevar a la muerte tisular y los síntomas asociados. La gangrena gaseosa no es común y sólo se presentan de 1.000 a 3.000 casos al año en los Estados Unidos.

Generalmente, la enfermedad se presenta en el sitio de un trauma o una herida quirúrgica reciente. Cerca de un tercio de los casos se presenta de manera espontánea y los pacientes a menudo tienen una enfermedad vascular subyacente (aterosclerosis o endurecimiento de las arterias), diabetes o cáncer de colon.

Esta enfermedad tiene un inicio súbito y dramático. La inflamación comienza en el sitio infectado con un tejido de aspecto entre pálido a rojo pardo, muy doloroso y edematizado. Al presionar el área edematizada con los dedos puede percibirse una sensación crepitante por la presencia de gas en el tejido. Es característica la manera como cambian rápidamente las márgenes del área infectada, con expansión del compromiso en tan sólo unos pocos minutos y destrucción completa del tejido afectado.

Las especies bacterianas de Clostridium producen diversos tipos de toxinas, cuatro dentro de las cuales (alpha, beta, épsilon, iota) pueden causar síndromes fatales. Son también responsables de producir la muerte tisular (necrosis), destrucción de las células sanguíneas (hemólisis), disminución local de la circulación (vasoconstricción) y filtración en los vasos sanguíneos (aumento en la permeabilidad vascular). Estas toxinas son las que conllevan tanto a la destrucción local de los tejidos como a la aparición de sintomatología sistémica (síntomas que se presentan en todo el cuerpo).

Los síntomas sistémicos son de aparición temprana y comprenden sudoración, fiebre y ansiedad. Si el paciente no se trata rápidamente, puede desarrollar un síndrome similar al shock, caracterizado por disminución de la presión sanguínea (hipotensión), insuficiencia renal, coma y finalmente la muerte.

Síntomas

Dolor de intensidad moderada a severa, alrededor de la piel lesionada.
Edema progresivo alrededor de la piel lesionada.
Fiebre de moderada a alta.
Piel de color pálido en un comienzo y luego negruzca que progresa hacia un color rojo oscuro o púrpura.
Formación de ampollas llenas de fluido rojo pardo.
Drenaje de tejidos, con fluido de tipo sanguinolento (salida de líquido serosanguíneo ) o de aspecto oscuro y fétido.
Aumento del ritmo cardíaco (taquicardia).
Sudoración
Enfisema subcutáneo (aire bajo la piel)

Nota: los síntomas generalmente tienen un comienzo súbito y tienden a empeorar de forma progresiva.

Signos y exámenes

La palidez generalizada, frialdad en las extremidades, baja presión sanguínea y el aumento del ritmo cardíaco, son manifestaciones del shock. A la palpación se siente aire en los tejidos (crepitantes) y se puede desarrollar la infección que comprometa todo el organismo (toxicidad sistémica o sepsis). Es probable encontrar la piel de color amarilla (ictericia) asociada con la excesiva destrucción de las células sanguíneas.

La tinción de gram del exudado de la herida muestra la presencia de bastoncitos gram positivos y formación de esporas u otro tipo de bacterias.

Con un cultivo se puede dejar crecer la bacteria que causa la infección.
En los hemocultivos se puede dejar crecer la bacteria causante de la infección.

El cultivo anaeróbico de tejido o exudado señala la presencia de especies de Clostridium.

Las radiografías y tomografía computarizada o IRM del área muestran la presencia de gas en los tejidos.

Tratamiento

Es necesaria la pronta remoción quirúrgica del tejido muerto, dañado e infectado (desbridamiento) y es posible que se tenga que practicar la amputación para controlar la diseminación de la infección.

Se utilizan antibióticos, preferiblemente de tipo penicilina, inicialmente vía intravenosa y analgésicos para controlar el dolor.

Se ha utilizado oxígeno hiperbárico con el que se han logrado diversos resultados.

Expectativas (pronóstico)

La gangrena gaseosa es una enfermedad progresiva y a menudo letal, por lo que se requiere atención médica inmediata.

Complicaciones

Deformidad y discapacidad permanente del tejido comprometido
Daño hepático con ictericia
Falla renal
Diseminación sistémica de la infección a través del cuerpo (sepsis).
Shock
Estupor
Delirio
Coma

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica cuando en cualquier momento, alrededor de una herida en la piel aparezcan signos de infección como dolor, edema, enrojecimiento, drenaje de pus o sangre, fiebre o síntomas parecidos.

Si los síntomas señalan una gangrena gaseosa, es necesario acudir al servicio de urgencias o llamar a un número local de emergencia (el 911 en Estados Unidos), ya que ésta es una condición crítica que requiere atención médica inmediata.

Prevención

Es importante la limpieza cuidadosa de cualquier herida cutánea, así como la observación de la presencia de signos que revelen infección, tales como: enrojecimiento, dolor, drenaje o hinchazón alrededor de la herida. En caso de que esto suceda, se recomienda buscar rápidamente asistencia médica.

Actualizado: 2/21/2002

Versión en inglés revisada por: Camille Kotton, M.D., Infectious Diseases Division, Massachusetts General Hospital and Brigham and Women's Hospital, Boston, MA. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/span ... 000620.htm

--------------------

Infección subcutánea necrotizante

Nombres alternativos

Fasceítis necrosante; necrosis de la fascia; bacteria necrosante; gangrena de tejido blando

Definición

Es un tipo severo de infección del tejido que puede comprometer la piel, la grasa subcutánea, la vaina del músculo (fascia) y el músculo. Produce cambios gangrenosos, muerte tisular, enfermedad sistémica y con frecuencia, la muerte.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La infección subcutánea necrosante o fasceítis se produce por una variedad de bacterias que pueden ser consumidoras de oxígeno (aeróbicas) o que, por el contrario, lo evitan (anaeróbicas). Una fasceítis muy grave y generalmente fatal que se produce por una especie virulenta de estreptococos es la que comúnmente se conoce por la prensa como "bacteria carnívora" (en realidad es una bacteria necrosante).

Este tipo de infección se desarrolla cuando la bacteria entra al cuerpo, por lo general a través de una pequeña lesión o abrasión de la piel. La bacteria comienza a crecer y a liberar toxinas que:

destruyen el tejido directamente
impiden que llegue el flujo sanguíneo a los tejidos
digieren materiales en los tejidos, lo que le permite a la bacteria diseminarse rápidamente
se propagan con efectos sistémicos como el shock

La infección puede comenzar como una pequeña protuberancia o mancha rojiza y dolorosa en la piel, la cual cambia con rapidez a una placa dolorosa, color púrpura o bronceada. Ésta se extiende rápidamente y su centro se puede tornar negro y morirse (necrótico). La piel se abre(se rompe) y puede ocurrir una expansión visible de la infección en menos de una hora.

Los síntomas sistémicos son: fiebre, sudoración, escalofríos, náusea, mareo, debilidad profunda y finalmente shock que llevan a una persona sin tratamiento a la muerte rápidamente.

Síntomas

dolor severo en el área
inflamación del área
decoloración del área

puede aparecer enrojecida, bronceada, amoratada o púrpura (purpúrica)

· se vuelve de color oscuro o negruzco

sangrado dentro de la piel
muerte visible del tejido (necrótico)
color parcheado de la piel
resquebrajamiento de la piel (heridas abiertas)
la piel alrededor de la herida se siente caliente y se ve enrojecida, levantada o decolorada (inflamada)
supuración de líquido que varía desde amarilloso claro o amarillo ensangrentado hasta parecerse al pus
fiebre
indisposición general (malestar)

Signos y exámenes

La apariencia de la piel y los tejidos subyacentes y la presencia de cambios gangrenosos (tejido negro o insensible) indican una infección subcutánea necrosante. Las pruebas de imagen como un TC algunas veces son de utilidad. Con frecuencia algunos pacientes requieren remisión urgente a la sala de operaciones en donde un cirujano puede diagnosticar tal infección. Una tinción de Gram y un cultivo de la supuración o del tejido del área puede revelar la bacteria que lo causa.

Tratamiento

Se deben administrar inmediatamente antibióticos de amplio espectro muy potentes que se administran por vía intravenosa (en la vena) para lograr altos niveles sanguíneos del antibiótico en un intento por controlar la infección. La cirugía es necesaria para abrir y drenar las áreas infectadas y extraer (desbridar) los tejidos muertos. Se pueden necesitar injertos de piel después de que la infección ha sido eliminada, pero si la infección se encuentra en una extremidad y no se puede contener o controlar, se debe considerar amputar la extremidad. Algunas veces se suministran inmunoglobulinas almacenadas (anticuerpos) por vía intravenosa para ayudar a combatir la infección.

Si se determinó que el organismo es una bacteria que rechaza el oxígeno (anaeróbica), se puede ubicar al paciente en una cámara de oxígeno hiperbárico, un aparato en el que el paciente se expone al oxígeno al 100% a varias atmósferas de presión.

Expectativas (pronóstico)

Los resultados son variables. El tipo de organismo infeccioso, la velocidad de diseminación, la susceptibilidad a los antibióticos y la prontitud para el diagnóstico de la enfermedad son todos elementos que contribuyen a determinar el resultado final. Las cicatrices y deformidades son consecuencias mínimas de este tipo de enfermedad, mientras que las consecuencias fatales son altas a pesar de los tratamientos agresivos y avanzados con antibióticos poderosos. La infección se disemina invariablemente y causa la muerte cuando no es tratada.

Complicaciones

diseminación local de la infección con daño progresivo del tejido
diseminación sistémica de la infección (sepsis), shock
cicatrices y desfiguración
pérdida funcional de una extremidad
muerte

Situaciones que requieren asistencia médica

Esta enfermedad es grave y puede ser mortal, por lo tanto se debe llamar al médico inmediatamente.

Se debe buscar asistencia médica si ocurren los síntomas de la infección alrededor de una lesión de la piel: dolor, hinchazón, enrojecimiento, supuración de pus o sangre, fiebre u otros síntomas similares.

Prevención

Se recomienda limpiar completamente cualquier lesión de la piel y prestar atención a los signos de infección como enrojecimiento, dolor, drenaje, edema alrededor de la herida y llamar al médico inmediatamente si estos se presentan.

Actualizado: 1/13/2002

Versión en inglés revisada por: Camille Kotton, M.D., Infectious Diseases Division, Massachusetts General Hospital and Brigham and Women's Hospital, Boston, MA. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/span ... 001443.htm

--------------------
User avatar
patoco
Site Admin
 
Posts: 2175
Joined: Thu Jun 08, 2006 9:07 pm

Return to Linfedema

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 1 guest


cron